Vanguardismo de la Ingeniería y Construcción

 

Arquitectura de vanguardia: construir para una generación.

L os avances formales y técnicos de la arquitectura del s. XX son, pese a las revoluciones materiales de este siglo, indisociables de los progresos efectuados en los dos anteriores. Desde la Revolución Industrial se venían produciendo numerosas mejoras técnicas: se mantenía el uso del ladrillo, la piedra o la madera, pero estos materiales tradicionales comenzaron a ser utilizados de forma más personal y libre por los arquitectos. A ellos se unieron otros nuevos: el hierro, el cristal, el hormigón, el zinc o el acero, cuya distribución y empleo obedecía también a principios novedosos. La maquinaria que aplicaba tecnologías de reciente aparición permitía que estos nuevos materiales resistiesen mejor, aparecieron además escuelas especializadas en arquitectura contemporánea y el aumento de la población y de los movimientos migratorios ocasionó el surgimiento de nuevas ciudades, con la consiguiente construcción de nuevos edificios públicos y privados e infraestructuras.

La tecnología a la vanguardia del siglo XXI

Desde finales del siglo pasado los avances tecnológicos han marcado un cambio en el transcurso de la historia de la humanidad; hemos vistos los avances en materia de ingeniería, inteligencia artificial y hasta en el ámbito médico, por lo que podemos afirmar que las investigaciones han dado los frutos que debían suponer los años de constancia y dedicación. En la actualidad las mejoras obtenidas en materia de construcción, medicina, navegación espacial y desarrollo de materia reciclable han sido las principales obras que ha logrado materializar el uso de tecnología, desde casas con sistemas inteligentes, máquinas capaces de interactuar con los individuos facilitando su uso de una forma más personal hasta automóviles con navegación satelital, estos y muchos más han sido los logros que la tecnología ha logrado brindar al hombre.

"Tecnología de primer nivel"

 

Modelos 3D

Anteriormente en el área del diseño se debían presentar proyecciones a través de las ilustraciones y algunos programas digitales que permitían percibir como sería el producto final de una idea planteada, pero gracias al uso de las impresoras 3D, ahora podemos ver en físico los modelos o muestras en escala o tamaño real; lo cual hace posible la factibilidad del producto antes de su fabricación. También se puede utilizar como instrumento de fabricación en serie dependiendo de los productos que se deseen construir. Inclusive se ha visto su uso en el área gastronómica, donde se han logrado inventar productos comestibles siendo obtenidos a través de las impresoras 3D.